Seguidores

domingo, 17 de septiembre de 2017

CONFIDENCIA


         No sé si al final, en este COMO NIÑOS  de mis entretelas lo que va no es mi propia vida  y resulta que con la excusa de hablar de los pequeños, de entrar en sus intimidades y en sus mejores modos de crecer no estoy hablando de mí mismo y pare usted de contar. Puede ser pero no lo siento porque mi empeño conmigo no fue contar cosas concretas sino que lo que contara fuera de verdad y de eso sí respondo.

         Lo que motiva este texto, querida  Laura,  es la aparición en el mundo de tu hija Andrea y la repercusión que el hecho ha producido en ti y en tu familia. No puedo evitar que tu peripecia vital haya sido y siga siendo muy cercana por causa  de tu madre y amiga mía, Julia, desde antes de que nacieras. Aunque nosotros no nos hayamos visto casi nunca en realidad te considero de mi familia, especialmente desde que nació Héctor, tu hijo mayor. Hasta entonces mi relación con tu madre era más profesional. Siempre he profesado una profunda admiración por su trabajo  en Verdemar y por nuestra común militancia pedagógica, Después de su jubilación ha desplegado su faceta de abuela y estoy seguro que tus hijos se están aprovechando del buen hacer de una gran profesional de la educación y de una abuela entrañable. Como comprenderás, le he pedido su beneplácito para tratar este tema porque mi respeto hacia mis amigos es absoluto. Ella me lo ha dado y siempre me habla de ti como una persona seria y responsable. No me extraña. De tal palo…

         No quisiera mitificar ninguna opción de familia sobre otra. Mi hija Alba, por ejemplo, de tu edad, jura y perjura que no quiere hijos ni muerta. Mi hijo Nino, un poco mayor que vosotras está empeñado en ejercer de padre de su hija África, tres años. Y tú, por lo que cuenta tu madre, también te has tomado en serio la maternidad. Cualquier opción me parece válida y no creo que haya que jerarquizar a ninguna por encima do otra. Lo que sí me parece es que tampoco hace falta obsesionarse por ninguna de las opciones que inevitablemente tienen elementos a favor y en contra como cualquier otra opción de las muchas que tomemos en la vida. Tus hijos necesitan de ti sin duda y estará muy bien que establezcáis una relación frecuente y fluida, pero también tú necesitas de ti y está bien que te prestes atenciones y también tu pareja necesita de ti y la vida necesita de ti. En alguna medida, siempre sin cuantificar, somos deudores de todos esos capítulos fundamentales y a todos les debemos ofrecer una parte de nosotros para alcanzar nuestro equilibrio como personas.


No hay exámenes para constituir una familia, cosa que en más de una ocasión lo hemos echado de menos los profesionales de la educación injustamente porque por ese procedimiento terminaríamos por quitarle a la vida su calidad de aventura y a sus protagonistas, nosotros, una buena parte de nuestra libertad. Lo último que yo te quiero dar son consejos, casi siempre inútiles de todas formas. Lo que sí te invito es a que vivas la vida, a que goces de ella en lo que sabes y también en lo que ignoras porque nuestro crecimiento está en armonizar las dos cosas. Ya sé que una madre es una madre y tú no puedes ver a la tuya de otro modo. Yo, que no soy tu madre pero que sí soy su amigo, sí te puedo decir que sus ideas siempre me han parecido de las más equilibradas que conozco y de las cosas que más he admirado de ella ha sido su constancia. Al final, Laura, eso es lo que cuenta. Un buen día lo tiene cualquiera, o malo, pero eso cuenta poco. Lo que cuenta de verdad es esa línea medio que vamos dejando como estela de nuestro testimonio de cada día. Eso es lo que esperan de ti quienes te rodean y eso es lo mejor que tú puedes ofrecerles. Estoy seguro que lo sabes. Ánimo y a vivir un día detrás de otro. 


5 comentarios:

  1. No sé porqué esperaba que al final de tu comentario la música que sonara fuera cualquiera de las versiones cantadas de las palabras para su hija Julia que escribió José Antonio Goytisolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Manuel. Lo malo que tienen las observaciones ews que te hagan caso. Estaba en otra cosa y no he caído. Llevas razón y creo que es más apropiada. Gracias una vez más. Un abrazo

      Eliminar
  2. y yo que pensé sola,que habrías cerrado los blogs! que tontera de mi parte! acá estas,con las letras, mas bellas, mas sabias, super mas!agradezco haberte conocido,te respeto,un abrazaso enorme
    lidia-la escriba
    www.nuncajamashablamos.blogspot.com x si quieres pasar♥

    ResponderEliminar
  3. perdón por molestar, no comprendo que significa "letras mas ajustadas,ceñidas" de verdad lo digo, y como me importa la opinión de todos,me permito pedir que por favor amplíes, el comentario, o me digas que significa lo que pusiste!
    un beso
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  4. ha pasado mucho tiempo...y no hay respuesta! te saluda
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar