Seguidores

lunes, 25 de marzo de 2013

MAQUETAS

Hace unos meses presentábamos en este mismo blog con el título de CIENCIA un trabajo de un grupo de pequeños de la Escuela Infantil Duende y de su maestro, mi compañero y amigo Manuel Ángel Puente a propósito de las propuestas artísticas de Escher, que se presentaron en el Parque de las Ciencias de Granada en forma de una maqueta de su escuela elaborada por el grupo. En la escuela muchas veces sucede que se empieza un trabajo y la iniciativa va tomando vida propia y se adentra por unos derroteros que pueden ser los que estuvieran previstos desde un principio, o no. En este caso yo no me he parado a preguntar a Manuel Ángel si ellos previeron lo que presentamos hoy porque no me parece lo significativo. Lo que sí importa que sepamos es que después de aquella presentación y aprovechando que un par de familiares son arquitectos, el tema derivó a que cada familia podía presentar una maqueta de su casa y, una vez reunidas, se podían exponer para que la gente las viera. Como el trabajo resultó amplio y meritorio se buscó un espacio adecuado en un palacete que el Decanato de Arquitectura tiene casi terminado y allí en pleno centro de la ciudad. Se montó un acto en el que se hizo visible la manifiesta colaboración de la Universidad, a través del Decanato y el grupo de familias con los pequeños en primer plano. Una forma, por cierto, de entroncar distintas instituciones de la ciudad y aportaciones convergentes sobre un mismo tema que no desmerecen a nadie y que, por el contrario, benefician a todo el que participa. En ningún momento se ha pretendido que los pequeños se conviertan en redichos sabiondos que se entrometen en asuntos que no les interesan. Nada más lejos de la realidad. Se ha tratado sencillamente de seguir el hilo del trabajo que se inició con Escher y llevarlo a la situación cotidiana de cada pequeño siguiendo el interés que el grupo muestra y que concluya en el estudio de las dimensiones y distribución de sus propias casas hechas por ellos mismos y por los adultos cercanos que viven con ellos, con lo que se convierte en un trabajo sostenido, riguroso, cercano y a la vez con todo el rigor científico que el tema requiere para que los niños obtengan de su trabajo la valoración personal de su capacidad para materializar una iniciativa que ha surgido en la clase y que se desarrolla en un espacio de tiempo prolongado y el enorme valor del trabajo de grupo que se ha enriquecido en su elaboración con la aportación de todos. El acto se desarrolló con toda la sencillez necesaria para que los niños se sintieran verdaderamente protagonistas de lo que se estaba presentando, pero a la vez con toda la complejidad de lo que ha supuesto poner en pie un esfuerzo importante, variado y complejo en el que han tenido que intervenir personas distintas, acciones distintas y puntos de vista distintos que han confluido en ese espacio y en ese momento. No debemos caer en el recurso fácil de valorar el resultado final como si no fuera, aunque pueda resultar brillante, sólo una pieza más de un engranaje que puede haber empezado algunos meses antes y que en su desarrollo ha necesitado esfuerzo, sistemática de trabajo, una cuidada elaboración y niveles de coordinación con otros sectores ciudadanos para confluir en una tarde feliz y gozosa en el que cada una de las piezas de ese puzle puede verse valorada y reconocida en el conjunto. También es una forma de presentar los esfuerzos de un grupo de menores con todo el valor de lo bien hecho aunque lo que se presente no esté fuera de sus posibilidades sino completamente al alcance de su mano si se invierte el esfuerzo necesario y se le da la prestancia que requiere. Esa vivencia se queda impregnada dentro de todos los que participamos en el acto, cada uno con un papel distinto, pero todos partes de un conjunto armónico y hermoso de alto valor educativo.

11 comentarios:

  1. La verdad es que he tenido ocasión de ver estas maquetas por FB, y que me han parecido una maravilla:
    Resultado de la laboriosa actividad por parte de los críos de cinco años, increíbles, y de una meticulosa iniciativa por parte de Manuel Ángel. (Otro tanto de tu parte, como difusor del trabajo).
    Felicitaciones a todos. Las merecéis.

    Besos abrazos, Antonio

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente estas iniciativas ayudan mucho a labrar el espíritu emprendedor de esos niños...futuros profesionales !

    Un cordial saludo
    Mark de Zabaleta
    P.S: Bach es la verdadera música clásica !

    ResponderEliminar
  3. Querido Antonio !

    Felicitarte por compartir tan magnifico trabajo, el de estos niños- educar asi es EDUCAR - de forma divertida, didactiva y maravillosa ! Una delicia Antonio !
    Quizas algunos de estos niños sea mañana un magnifico arquitecto, diseñador, delineante o artista ! o por el contrario no elija nada de esto pero lo recuerde toda su vida como algo realmente maravilloso.
    Un placer amigo !!!

    Besos y mi cariño

    Aurora

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. De nuevo he de darte las gracias, Antonio, por hacerle un sitio a mi trabajo en tu blog.
    Tú no me lo preguntaste, pero yo no inicié este trabajo pensando que las familias lo iban a llevar tan lejos.
    Éste es un trabajo que yo incluyo dentro de la investigación de las señas de identidad de los niños: sus árboles genealógicos, las razones de su nombre, su lugar entre los hermanos, lo que han crecido desde que nacieron... y su casa, el lugar donde habitan. Es una secuencia que llevo aplicando desde hace años, cada vez que estoy con el último curso de la escuela infantil; hasta el punto de que es mi aportación al libro de recursos educativos que publicamos hace un año en la Fundación Granada Educa.
    Fueron las madres arquitectas las que fueron ampliando el proceso, llevándonos a una exposición en el Colegio de Arquitectos, en la que coincidimos con alumnos de arquitectura, que han hecho un trabajo en paralelo que también se expone con el de mis alumnos.
    Permíteme nombrar a Elena Avidad, madre del grupo y profesora de arquitectura como la responsable de que este trabajo haya llegado a tan brillante final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves? ¡Qué gusto poder conocer tus argumentos de tu boca directamente y porque te da la gana cvontarlo! ¡Te lo agradezco, no tanto en nombre propio, que más o menos tango una idea, sino en beneficio de quienes nos puedan leer. Tú nombras a Elena Avidad y yo la remarco y valoro una vez más que en esta vida uno más uno no tienen por qué ser dos sino que, como en este caso, pueden ser mucho más que dos. Un abrazo

      Eliminar
  6. Felicidades¡ como siempre un trabajo estupendo¡ Yolanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yolanda por tus palabras. He intentado localizarte pero no he sabido. Me gustaría compartir comentarios contigo. Un beso

      Eliminar
  7. muchas, muchísimas gracias por todas las palabras que me dedicas en el club de lectura la Almunia.
    me hace muy feliz saber que te gustó el poema. te mando un inmenso abrazo Antonio y toda la fortuna de este mundo.

    ResponderEliminar
  8. Buenas noches Antonio.
    Un trabajo valioso de estas maquetas.
    Seguro que el entusiasmo de los niños y sus padres, fue una experiencia digna de recordar.
    Feliz Semana Santa.
    Un abrazo, Montserrat

    ResponderEliminar
  9. Hola estimado amigo, pasé por aquí a desearte unas Felices Pascuas.
    Te dejo un abrazo desde mi querida Venezuela.


    ♥ SOYPKS ♥♥♥

    ResponderEliminar