Seguidores

domingo, 9 de mayo de 2010

¡TOTAL, POR UNAS OLAS!





¡Total, por unas olas!.

No sé si despertar sobre la arena,
si alzar el horizonte de tu ausencia
por si el mar te refleja entre mis brazos.
Tal vez te has confundido con la espuma
y juegas a no verme mientras brillas.

¡El tiempo es caprichoso!. ¿Quién me dice
que no estabas esperando este momento
este extraño vacío,
para coger, al fin, la dirección del agua?.

En cualquier caso, ¡total por unas olas!,
la presencia persiste. ¿Qué es el tiempo
por más que se disfrace?. ¿A quién engaña el tiempo?.

Con estas mismas manos, que son tuyas,
antes de abrir los ojos, aprovecho,
y, nadando, te sumerjo entre las sábanas
para que la mañana, cuando llegue, testifique
que la muerte, ¡sólo muerte a fin de cuentas!,
no tiene dimensión ni te conoce.

¿Cómo puede la muerte establecer las leyes
si es tan negra, tan hermética y ajena?.
El mar está contigo
y mi sueño pertinaz es un beso de algas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada